música, espera y dispara_proyecto personal

Terminado, mi proyecto en Madrid, algo que surgió de la noche a la mañana ya está concluido. Lo que buscaba, practicamente una excusa para tener retratados a todos los compañeros de mi curso, lo que he conseguido, mirar las fotos, recordar y que se me dibuje una sonrisa en cada una de ellas, hasta en las más tristes.

No sé ellos, pero yo me lo pasé muy bien, haciendo el proyecto, que me tomó poco tiempo la verdad, y simplemente estando a su lado durante casi 3 meses.

Con muchas ganas de reencontrarme con vosotros donde sea y cuando sea, ¡ahí os va!

PD: con una sola luz. Y no se me olvida que Álvaro nunca pudo aparecer aquí.

final de curso en El Retiro y despedida

Un curso maravilloso, recomendable, no sólo por lo que aprendes, que es suficiente si te aplicas, sino por los profesores con los que compartes horas, pruebas, ganas, risas y hasta momentos indescriptiblemente curiosos.

La despedida fue al aire libre, con Miguel Oriola y la modelo Krasia (a la cual ya tuve el placer de fotografiar anteriormente). Lo interesante fue que durante toda la sesión yo me dediqué más a ayudar a los compañeros que a hacer mis fotos y tras realizar uno o dos disparos encontré la razón para no seguir con ello, vino de la mano de ella, Krasia, que al ver la foto me felicitó orgullosa por la labor conseguida entre ambos. Después de una foto como ésta ¿cómo continúas una sesión que sabes sólo puede ir a peor?

Tras la clase todos en grupo nos fuimos a la que fue la única salida de la escuela que tuve con ellos. Sobran las palabras para decir lo bien que lo pasamos ese día, cada despedida era algo importante pues algunos, de otros países era cierto que sería prácticamente la última vez que volviera a verlos, aunque el contacto se mantendrá, no me cabe duda.

Aquí dejo alguna prueba de esa tarde entre cervezas, comida, fotos y risas.

Muchas gracias compañeros.